Algunos mayas pobres no comían pobremente

Por Luis Alberto Vargas

Lo que en su momento fue una terrible catástrofe, hoy ofrece la oportunidad para abrir una significativa ventana al pasado. El hecho ocurrió hacia el siglo IV de nuestra era en los márgenes del sur de la cultura maya, en el sitio hoy conocido como Joya de Cerén en la República de El Salvador. La causa fue una erupción volcánica originada en Loma Caldera y surgida del fondo del Lago de Ilopango, que arrojó no solamente lava, sino además una violenta explosión de vapor y depositó una capa de ceniza de aproximadamente un metro de profundidad sobre un pequeño pueblo de campesinos.

Los habitantes probablemente lograron huir, pero sus casas y terrenos vecinos quedaron sellados del exterior hasta que el equipo del arqueólogo Payson Sheets de la Universidad de Boulder. Colorado excavó el lugar.

De entre sus numerosos artículos y libros, aquí reseñaremos su breve texto Uncommonly good food among commoners publicado en Expedition. The Magazine of the University of Pennsylvania 45/ 17-21, 2003. (…)

El artículo completo se publicó en la revista Cuadernos de Nutrición, Vol. 40, No. 4, Periodo Julio-Agosto 2017, páginas 154-156.

 

Impactos: 443