Hidratación en condiciones de calor y humedad extremos

Por Frania Pfeffer

Las recomendaciones generales para la ingestión diaria de agua están dadas para personas que viven o realizan actividad física moderada a una temperatura ambiente templada; sin embargo, hay situaciones en las que las condiciones ambientales y climáticas son extremas, lo que afecta las pérdidas y por lo tanto las necesidades de agua.

Hidratacion

(…) Consejos prácticos para mantenerse hidratado en caso de calor extremo y golpe de calor:

  • Consumir agua aunque no se tenga sed y de preferencia que el agua tenga un poco de sal de mesa (una pizca). Se puede utilizar agua mineral, agregarle unas gotas de limón al agua para enmascarar el sabor salado de la misma o utilizar una bebida isotónica o para deportista.
  • Es aconsejable beber unos 20ml cada hora u hora y media.
  • Consumir frutas y verduras durante los descansos para reponer electrolitos.
  • Hacer recesos de la actividad en lugares frescos con sombra.
  • Usar ropa adecuada y con ventilación.
  • Protegerse la cabeza con un sombrero o gorro.
  • Prestar atención al estado general.
  • En caso de “golpe de calor” el tratamiento inicial (primeros auxilios) es llevar a la persona a un lugar fresco, quitarle la ropa, hidratarlo y mojarlo para que pierda calor de manera más rápida.

El artículo completo se publicó en la revista Cuadernos de Nutrición, Vol. 39, No. 4 Periodo Julio- Agosto 2016, páginas 160- 161.

Impactos: 194