La microbiota, los probióticos y los productos lácteos

Por Dra. Frania Pfeffer

El cuerpo humano contiene un gran número de microorganismos que viven en armonía con el huésped. Una buena parte de estos reside en el intestino grueso, que los contiene en una cantidad que excede con mucho al número total de nuestras células somáticas. Aunque la microbiota humana consiste principalmente en cuatro tipos de bacterias Bacteriodetes, Firmicutes, Actinobacterias y Proteobacterias – la abundancia y diversidad (filogenética, funcional y genómica) del microbioma puede variar ampliamente incluso en poblaciones sanas. A pesar de las diferencias en la microbiota, los estudios apuntan a un “microbioma central común” compartido entre individuos sanos, con capacidades similares a metabolizar hidratos de carbono y aminoácidos.

La composición y la actividad de la microbiota intestinal se relaciona con una serie de factores que incluyen la dieta, elementos ambientales y antecedentes genéticos del huésped, siendo los factores dietéticos determinantes de la composición y actividad de la microbiota intestinal. La homeostasis entre los microorganismos y el huésped se conoce como eubiosos(…).

El artículo completo se publicó en la revista Cuadernos de Nutrición, Vol. 40, No. 2, Periodo Marzo- Abril 2017, páginas 80-81.

Impactos: 322